Taller de conservación

Tallares de conservación de documentos y libros

Con gran entusiasmo y alegría se están llevando a cabo los talleres en la Biblioteca Popular El Esfuerzo de Rodelillo los tallares de conservación de documentos y libros.

En todo territorio el patrimonio es entendido como memoria, recuerdos, ideas, pensamientos, tradiciones y costumbres que las personas han ido adquiriendo desde su infancia, otorgándole riqueza personal y construyendo su individualidad, asimismo, patrimonio cultural es lo que hace que los ciudadanos se sientan parte de una colectividad, al compartir unos mismos núcleos identitarios, a través de la recuperación de la memoria, recreada a partir de los propios recuerdos.

A partir de esta premisa, La Red de Bibliotecas del Gran Valparaíso considera de suma importancia que los vecinxs que integran los territorios de Valparaíso, Viña, Quilpué, Villa Alemana y Quillota conozcan de forma práctica y a bajo costo cómo conservar su patrimonio documental.

El taller “Conservación de Libros y Documentos” que consta de 4 sesiones es una invitación a todas las personas que quieran aprender sobre el entretenido mundo de la conservación, a través de un curso teórico-práctico itinerante que se está realizando en algunas de las Biblios Populares de la región. Nos encontramos todo los jueves a las 18:00 hrs.

Rodelillo ha sido nuestro lugar de encuentro, pero esta semana nos trasladamos a Viña del Mar a la Casa en la Quebrada de Forestal. Allá nos vemos!

Leer la Revista Welukan

Primer ejemplar de nuestro medio de comunicación

Nuestra Red inicia hoy, con este Boletín, un vuelo que esperamos tenga larga vida y sea un aporte a la información, al debate, al sano intercambio de ideas y al desarrollo de una conciencia crítica de la realidad que vivimos como región y país.

Pretendemos igualmente que este Welukan sea un medio que contribuya al cambio, a la transformación, pues tal es el sentido y significado de la palabra en mapuzungun, la lengua del pueblo mapuche..

Pinchar sobre la imagen para acceder a la Revista Welukan N°5

Pinchar sobre la imagen para acceder a la Revista Welukan N°4

Pinchar sobre la imagen para acceder a la Revista Welukan N°3

Pinchar sobre la imagen para acceder a la Revista Welukan N°2

Pinchar sobre la imagen para acceder a la Revista Welukan N°1

dd

La Red de Bibliotecas Populares del Gran Valparaíso, abre la convocatoria para publicar artículos y ensayos inéditos a ser incluidos en su revista electrónica bimensual Welukan. El manuscrito una vez recepcionado será revisado por el comité editorial el cual determinará si es factible su publicación. Los envíos deber ser dirigidos a revista.welukan@gmail.com, en asunto se debe indicar al nombre del artículos.

Formato

  • La extensión de los ensayos y críticas no deben superar las cuatro páginas a tamaño carta con márgenes de 3 cm por lado, en arial 12 a interlineado simple.
  • Los artículos de investigación pueden tener una extensión de 7 páginas a tamaño carta con márgenes de 3 cm por lado, en arial 12 a interlineado simple.
  • Quien incorpore infografías o imágenes en sus manuscritos, deberá enviarlas en formato jpg en alta resolución, ya sea a color, en escala de grises o en blanco y negro, a una resolución de 300 dpi.

Comité editorial

  • Ghislaine Barría González (Bibliotecóloga)
  • Carlos Carroza Sandaño (Profesor de Filosofía)
  • Edgardo Civallero (Licenciado en Bibliotecología y documentación)
  • Joel González Vega (Activista socio ambiental)
  • Lilit Herrera Contreras (Activista de Transvalpo)
  • Daniel Olivares Cisternas (Músico de Semilla Trío)
  • Mario Recabal Marambio (Diseñador Gráfico)
  • Nelson Rodríguez Sandoval (Fotógrafo, con estudios en Periodismo)

Muy satisfechos hemos quedado alumnos y profesores luego de finalizada la Primera Escuela de Mediadores de Transformación Social, que reunió  durante 3 meses a un grupo cercano a las 20 personas en dependencias de la Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso.

La Escuela formaba parte del Proyecto de Intermediación Cultural “Sueños de Bibliotecas hechos realidad” a cargo de nuestra Red de Bibliotecas Populares y las temáticas abordaron tres ejes: Derechos Humanos, a cargo de Carlos Carroza, integrante del Instituto Nacional de Derechos Humanos; Trans-género, a cargo de Lilith Herrera, activista trans y Educación Cívica, impartido por Soledad Fernández, estudiante de Derecho de la UV.

Pese a que la Escuela fue originalmente pensada para l@s integrantes de las bibliotecas que integran la Red, a ell@s se sumaron luego otr@s alumn@s provenientes de diversos ámbitos.

Durante la jornada final, se realizó una ronda de opiniones respecto a los conocimientos adquiridos y a las características que tuvo el trabajo de l@s profesor@s. La opinión generalizada fue que esta ha sido una excelente instancia de diálogo y de formación para educadores y educand@s y que necesita ser replicada en una próxima oportunidad.

 

Cardones-Polpaico

La cicatriz metálica del desarrollo a la chilena

Por Joel González Vega
Activista y Vocero Campaña “Libres de Alta Tensión”      

El día 15 de mayo de 2014, el ministro de Energía, Máximo Pacheco Matte, presentó al país la Agenda de Energía. Este documento representa las actuales líneas de trabajo del gobierno para desarrollar en conjunto con las empresas generadoras, transportadoras y distribuidoras de energía; además de la industria minera, lo que se denominó como  Estrategia Nacional de Energía.

El martes 24 de junio del mismo año se llevó a cabo en el centro de eventos Casa Piedra en Santiago la Cena Anual de Energía. Este evento reúne al gobierno y al sector privado eléctrico. Durante la jornada, la presidenta Michelle Bachelet, acompañada del ministro Pacheco, declaró cuáles serán los énfasis en materia de producción y transmisión energética para el país durante los próximos años con el objetivo de robustecer el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y el Sistema Interconectado Central (SIC) y descongestionar el sistema de trasmisión a partir del año 2017 expandiendo nuevas líneas desde la región del Bío Bío hacia el Norte Grande (Polpaico – Pan de Azúcar, Pan de Azúcar – Maitencillo, Maitencillo – Cardones, Cardones – Diego de Almagro, Ancoa – Alto Jahuel, Charrúa – Ancoa, el primer circuito Rapel – Alto Melipilla y Alto Melipilla – Lo Aguirre).

Durante su presentación, Bachelet, reafirmó su compromiso con el sector privado, indicando que “aceleraremos en un año” la aprobación y puesta  en marcha de diversos proyectos de generación y transmisión eléctrica (actualmente la mayoría están en procesos de evaluación ambiental y con evidentes conflictos ambientales y oposición ciudadana).

Por su parte, el ministro de Energía, pidió “voluntad” al sector público para trabajar en un “esfuerzo combinado” con el sector privado. Otro de los temas conversados fue “la necesidad de fortalecer la participación ciudadana de manera que los proyectos de inversión energética sean percibidos como una oportunidad de bienestar, progreso y movilidad social para las comunidades”, según palabras de Pacheco. Desde aquel entonces, las presiones del Gobierno a través de toda su estructura institucional han buscado la aprobación de la carretera eléctrica LT 2X500 KV Cardones-Polpaico (Isa Inter Chile) aún incluso cuando dicho proyecto estaba en fase de evaluación ambiental y la presidenta Bachelet hacía público su respaldo.

En el transcurso de su evaluación fueron múltiples los reparos ciudadanos en rechazo al proyecto de Inter Chile, los que fueron escuchados por la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados. Ello derivó en una investigación cuyo informe fue enfático en denunciar los diversos vicios en el proceso de participación ciudadana y el lobby persistente del ex ministro Máximo Pacheco para disminuir la resistencia local, sobre todo en aquellos municipios que alertaron sobre su ofensiva judicial en resistencia a la carretera eléctrica que en comunas como Limache y Olmué (parte de la reserva de la biósfera La Campana-Peñuelas) se alzará como una cicatriz metálica con las torres de alta tensión más altas jamás construidas en Latinoamérica, con una capacidad de transmisión de 1 millón de voltios y con todo el impacto a los ecosistemas, la fauna y la salud humana que dicho proyecto conlleva.

Hoy la carretera eléctrica Cardones-Polpaico se alza como la gran amenaza para el surgimiento de nuevos proyectos energéticos que sin el consentimiento ni el parecer de las comunidades ponen en riesgo la calidad de vida de quienes han forjado historias, familias y sueños compartidos vinculados a su tierra. Cardones- Polpaico es un proyecto licitado durante el gobierno de Sebastián Piñera y puesto en urgencia por el de Michelle Bachelet bajo la insistencia de Máximo Pacheco, ministro que constantemente justificó su construcción como una vía indispensable para la conectividad energética del país y para el impulso de fuentes de energía renovables no convencionales. No obstante ello, el primer proyecto dispuesto a “colgarse” de esta red es la Central Termoeléctrica Los Rulos, la que evidentemente por sus características no califica como matriz energética sostenible ni renovable.

Hoy la carretera eléctrica Cardones-Polpaico se alza como la gran amenaza para el surgimiento de nuevos proyectos energéticos que sin el consentimiento ni el parecer de las comunidades ponen en riesgo la calidad de vida de quienes han forjado historias, familias y sueños compartidos vinculados a su tierra.

En un país donde el consumo energético que demanda la población (servicio domiciliario, alumbrado público) es de un 16% y donde el resto corresponde a la gran minería y mega industria principalmente; donde el 66% de la matriz energética corresponde a termoeléctricas (carbón, diesel, gas natural, petcoke) y un 32% a hidroeléctricas (embalses y represas) es indispensable repensar el sentido que impulsa las políticas públicas en materia energética, las que hoy al parecer siguen estando al arbitrio del mercado donde en definitiva son las empresas de transmisión y generación energética las que dictan al oído del gobierno sus expectativas de negocio para dar luz verde a sus proyectos, muy a pesar de la gente común, que debe asumir los pasivos ambientales de un paradigma de desarrollo insostenible e inviable con la preservación de los ecosistemas y la calidad de vida de los habitantes de este país.

Fotos: Marcha Olmué. Nelson Rodríguez S. Marcha 2. Nelson Rodríguez S.

Por: Mauricio Torres Moyano.

Encargado Biblioteca Popular “El Esfuerzo”

Hablar de Teresa Wilms Montt es un acto de justicia literaria. Cuando en Chile nos damos cuenta de que el Olimpo literario es ocupado exclusivamente por hombres -con contadas excepciones como Gabriela Mistral y María Luisa Bombal-, relegando a las escritoras a un mero plano decorativo, asociadas a la figura del novelón lagrimoso o el feminismo militante, es necesario acceder a la escritura de Wilms Montt, su poesía y prosa, una experiencia de lectura única e imborrable.

Teresa Wilms Montt nace a principios del siglo XX en Viña del Mar, en el seno de una de las más ricas familias de la aristocracia chilena, descendiente de antiguas oligarquías chilenas y colonos alemanes del siglo XIX. Ya en su más tierna infancia, Teresa se siente envuelta por la soledad, soledad que será su norte en su itinerante y desdichada vida. La educación victoriana que recibe de sus institutrices extranjeras no hace más que acentuar su distancia con ese mundo cruel y frívolo de los salones del Chile de 1910. Su creatividad y fantasía le hacen desplegar sus alas y volar a través de una adolescencia rebelde y difícil.

Su infeliz matrimonio con Gustavo Balmaceda, la acusación de adulterio con su primo Vicente, la pérdida de sus dos hijas y su posterior enclaustramiento en el Convento de la Preciosa Sangre, están contenidos en su “Diario 11”, documento excepcional por su valor literario y personal, que nos revela a un ser desgarrado, traspasado por el dolor, adscrito a una postura romántica ante la vida.

Luego de huir hacia Argentina ayudada por su incondicional amigo, el poeta Vicente Huidobro, comienza la escritura de sus Diarios de ltinerancia (Buenos Aires, Nueva York, Madrid, Londres, París). Así como su alma jamás está a gusto en ningún lugar, su cuerpo sale a recorrer el mundo, en un impulso de escapar constantemente. Horacio Ramos Mejía, un poeta argentino, bautizado como Anuarí por Teresa, se muere, literalmente, de amor por ella. Una tarde, cansado de las dulces excusas de Wilms Montt para no asumir un compromiso, se suicida frente a ella, cortándose las venas. Teresa nunca pudo olvidar ese gesto desesperado, de amor infinito y oscuro. Sigue recorriendo el mundo, gastando sus días y noches en el exceso de la droga, el alcohol y su imaginación peligrosa. Conoció a los impulsores del surrealismo emergente: André Breton, Paul Eluard, André Gidé. Y escribió bajo los cálidos influjos de la cannabis sativa: “Una máscara china se muere de la risa contra el ropero. Cuchichean los retratos espantados ante tan inmotivada hilaridad, cuidando de no ser oídos por el sombrero que se retuerce sobre el sillón como cabeza recién cortada…” (“Cuentos para hombres que aún son niños”).

Como muchos espíritus indómitos que enloquecieron de sensibles, Teresa Wilms Montt va al encuentro de la muerte con los ojos abiertos y un frasco vacío de barbitúricos junto a la cama. A los veintiocho años, es depositada en suelo extranjero, en el cementerio Pere Lachaise de París, donde sus restos hoy comparten espacio con Oscar Wilde, Edith Piaf, Marcel Proust y Jim Morrison, artistas universales de la imaginación. Teresa Wilms Montt dejó una producción pequeña pero valiosa: varios Diarios, cuatro libros de prosa poética y uno de cuentos, obras aún desconocidas para el gran público. Ignorada y subestimada, Teresa ha permanecido en la trastienda de un inmerecido olvido, como tantas voces femeninas de la literatura universal. Aún es tiempo para entregarle a esta mujer única, con su obra bella y dolorosa, el sitial que le corresponde en la historia de nuestras letras.

Link foto: http://radio.uchile.cl/wp-content/uploads/2015/07/1431629073-1.jpg