Tag Archives: Bibliotecas Populares Valaparaíso

Abrimos los ojos y nos mutilaron: el momento en que Chile despertó

Desde la vuelta a la “Democracia” en 1990 diversos sectores sociales se han atrevido a reclamar sus derechos arrebatados por la dictadura cívico-militar de 1973, sin embargo, hasta ahora el fragmentado tejido social no había logrado vincular sus demandas hacia una intersectorialidad y ante esto las denuncias del pueblo fueron poco acogidas, más bien ignoradas, por las autoridades estatales.

seguir leyendo

Voces de Plaza Echaurren

Rosa Alcayaga, poeta porteña

“A mí solo me importa el testimonio”
(José Emilio Pacheco, “A quien pueda interesar”)

La gente de Plaza Echaurren
Clarita como el agua
INCHÍN TA NEWEN “somos gente poderosa”
Escriben en las paredes
De la biblioteca popular
Que la Ghislaine y el Mario le sacan lustre
Bordando Valparaíso
De cientos de libros
Por cada cerro del puerto en llamas
Que a todo pulmón grita
Queremos NUEVA constitución
Despertó…
Despertó…

Seguir Leyendo

Mi humilde opinión sobre los cabildos

Paloma de la Paz

Cabres; los “cabildos” son una instancia autoconvocada. No los contempla nuestra legislación como institución sistematizada, es decir; no los define, no los estructura, nada, solo hay una que otra referencia nominal en algunas ordenanzas municipales, pero nada más según lo que he estudiado (me puedo equivocar). Entonces, en el fondo son encuentros a los cuales se llega por un acuerdo en cuanto a su hora y lugar y donde usted puede conversar lo que se le plante en gana, el tiempo que desee y en la modalidad que quiera. Por eso ¡ojo!, si bien la metodología que circula podría ser un apoyo básico, una guía, hay que estar bien vivaldi de que no se los apropien sectores políticos añejos o que aquellas directrices no vengan desde la misma estructura que estamos intentando desarmar (gobierno/estado).
La palabra “Cabildo” es una reminiscencia histórica puesto que en la colonia cuando los españoles nos impusieron su orgánica de funcionamiento la única instancia a nivel local compuesta por criollos/”chilenos” (todos aristócratas obvio) eran precisamente los “cabildos”. En lo personal soy partidaria de dejar atrás nomenclaturas anacrónicas, desfasadas y manoseadas por ciertos segmentos de la población.
Estamos viviendo un momento histórico en que si la consigna AC se hace real y se materializa (como intensiono con toda mi alma), debemos exigir nuestra máxima creatividad, tendríamos la oportunidad de partir de cero, de hacer nacer nuevas formas de relacionarnos normativamente hablando. Por último, sepan que los cabildos no son vinculantes, es decir, el resultado de ellos no obliga a nadie, sin embargo, creo que es un ejercicio político y humano necesario, no solo por ser retroeducativo y porque en ellos nos estamos miramos a los ojos como iguales, sino también porque pueden ser el nexo con el futuro órgano que elijamos para el trabajo constintuyente que podría tener como base la sistematización que de ellos se haga.
Recuerde además que este proceso al que han llamado “inorgánico” al cual yo le llamo instintivo/pulsivo, que surje desde el hastío, nos pertenece a todes, por tanto también creo que es de vital importancia no generar distancias innecesarias entre intelectuales y “comunes”. Basta de mesas, foros y cagás verticales, la weá es conversar, escucharnos, y hablar y hablar todo lo que sea necesario.
Esto que nos toca es un trabajo largo y engorroso pero del cual no debemos echar un solo pie atrás. Tampoco debemos trasladar todo hacia las cabezas, la lucha sigue en la calle y con más fuerza. A controlar los egos y agradecer, agradecer, agradecer a las primeras filas y a las capuchas que abrieron el camino, a los cabrxs evasores por tirar la primera piedra, a lxs niñxs por mantener viva la alegría, a lxs abuelitxs por mostrarnos lo que significa la valentía, y así a un sin fin de seres determinadxs que han mantenido viva la llama.
¡A no decaer, lo podemos todo, a ser más autodidactas que nunca y socializar conocimiento y amor! 

Recibimos donaciones del 8° C del Colegio Alemán de Valparaíso!!

El 9 de Junio se efectuó la entrega de más de 400 libros y juegos didácticos para la biblioteca popular Guillermo López, ubicada en Caleta Portales de Valparaíso. Detrás de esta acción solidaria estuvieron los alumnos del 8° C y su profesor jefe, César Morales, quienes durante todo el mes de mayo realizaron una campaña de recolección de libros en el marco de la iniciativa “Un libro para un vecino”, patrocinada por la carrera de Bibliotecología de la Universidad de Playa Ancha, a cargo de Ghislaine Barría, Jefa de Carrera y Apoderada de nuestro Colegio. Pincha aquí para más información

donación-111