CHAMPÚ CON ALOE VERA

INGREDIENTES

3-5 hojas de aloe vera / 100 ml. de agua / 1 cucharada de aceite / 50 g. de base para champú

PREPARACIÓN

– Corta las hojas de aloe vera a lo largo y saca el gel.

-Coloca el gel, el agua y el aceite en la batidora y mezcla ahsta obtener una masa homogénea.

-Filtra el líquido con un colador, mezcla con la base de champú y vierte el líquido en un pote. Agita antes de usar

MODO DE EMPLEO

Reparte bien en el cabello húmedo como un champú normal, deja reposar un instante y luego enguaja con agua.

HACIA LA CONSTITUYENTE: UN “PARTIDO” EN TERRENO MUY DISPAREJO

La cancha está ahora en el Senado:

por Ignacia Araya Dubó

La clave está en la Ley 21.216, una reforma constitucional que establece las reglas especiales para las candidaturas de independientes y determina los métodos de corrección para lograr la paridad de género en el órgano constituyente. Yendo al grano, el problema son los requisitos para la inscripción de candidaturas independientes.

Las y los constituyentes serán quienes tengan el mandato popular para redactar la nueva constitución, tarea que deberán cumplir en el plazo máximo de un año. Como requisito general, podrán ser candidatas/os a constituyentes todos los chilenos mayores de 18 años que no hayan sido condenados a pena aflictiva. También podrán ser candidatos los hijos de chilenos que hayan nacido en el extranjero y los nacionalizados por gracia si es que han vivido en Chile por al menos un año.

Hasta aquí, todo bien, ¿no? Pero la cancha de estas elecciones fue delimitada de forma tal que, en la práctica, los candidatos independientes están en una innegable desventaja en relación a quienes militan en partidos políticos.

Parte de la gente podría haber pensado que votando Apruebo y Convención Constitucional iba a participar de alguna forma en la nueva constitución, que sería una constitución escrita por ciudadanos, pues eso nos prometían. Pero la letra chica hará lo posible por impedir que alcancemos ese sueño.

Los requisitos son los mismos que rigen actualmente para las elecciones de diputados, lo que incluye el patrocinio por ciudadanos independientes. Cada candidata/o independiente debe juntar por lo menos 0,4% de firmas de ciudadanos no militantes en relación a la cantidad de votantes de su distrito electoral en las elecciones de diputados del 2017. En el caso de las listas, deberán reunir al menos el 1,5% de firmas en relación al mismo número de sufragios.

¿QUÉ PASA SI LA SEÑORA ROSA DE PUENTE ALTO QUIERE PARTICIPAR?

Supongamos que una señora llamada Rosa, que vive en la comuna de Puente Alto, quiere ser constituyente. Según estas reglas, Rosa deberá juntar más de mil quinientas firmas de ciudadanos de su distrito, y además, estas firmas deben hacerse de forma presencial ante un notario.

Rosa puede defender con convicción las demandas del pueblo chileno, pero si no cuenta con los medios económicos para dar a conocer sus ideales, difícilmente va a movilizar a tal cantidad de personas para que firmen por ella. Y ni siquiera estamos considerando que, en medio de una pandemia por un virus, será menor el número de gente dispuesta a exponerse en una notaría.

Sobre esto último, cabe destacar que los militantes de partidos pueden inscribir a candidatos de su respectivo partido de forma electrónica y con la clave única, opción que no se permite para independientes. Por esto se exige que se permitan los registros online para firmar por independientes como una medida excepcional en tiempos de pandemia.

Por estas razones la ley 21.216 generó duras críticas, ante lo que se aprobó en la Cámara de Diputados la iniciativa de bajar la cantidad de firmas mínimas para independientes a un 0.2%, y para las listas de independientes a un 0.5%. A su vez, se permitiría al Servicio Electoral validar patrocinios con firma electrónica a través de la Clave Única ante el Registro Civil.

LOS SENADORES BAJO LA MIRADA ATENTA DE LA GENTE

Es fundamental que el Senado apruebe lo más pronto posible esta reforma, para que la participación de ciudadanos en la redacción de nuestra carta magna pueda ser una realidad, teniendo en cuenta que quedan menos de 70 días para que se termine el plazo de inscripción de candidaturas.

Otro factor que podría ser una desventaja para los independientes es el sistema proporcional de elecciones, que fomenta las listas de candidatos al entregar mayor cantidad de escaños a las listas que reciban más votos en total. Lo más lógico y conveniente para tener una oportunidad de ganar un puesto de constituyente es aliarse con una lista de independientes que tengan asegurado un alto apoyo popular o aliarse con un partido político.

Podemos suponer que se presentarán -o intentarán presentarse- varias listas de independientes, lo que es un inconveniente en el sistema proporcional. Mientras más listas de un mismo “sector ideológico” haya, mayor dispersión habrá en los votos de los ciudadanos que comparten esos ideales y en consecuencia, menor probabilidad tendrán de ganar un asiento en la Convención.

La derecha sabe cómo aprovechar este sistema y ya está pensando en formar una sola lista que abarque todo su arco político. Una lista de todos los partidos de la derecha va a concentrar los votos de la ciudadanía derechista y por lo tanto, podrán obtener mayor cantidad de escaños. Y sin duda van a esforzarse en candidatear personas que tengan como misión conservar lo más posible de la actual constitución.

Si en este proceso constituyente no participan ciudadanos independientes, y la mayoría de los puestos son ocupados por políticos de los mismos partidos que nos gobiernan, la nueva constitución será una promesa incumplida. Si llegase a pasar esto, el pueblo se va a desentender del proceso que tanta ilusión le dio, y probablemente habrá graves repercusiones en las calles.

¡LOS DERECHOS QUE NOS FALTAN! ¡LAS VERGÜENZA S QUE NOS SOBRAN!

La nueva Constitución de Chile debe garantizar los Derechos Fundamentales. La subsidiaridad debe desaparecer, abriendo paso a normas que garanticen el derecho al agua, educación, salud, medioambiente, género, plurinacionacionalidad, en definitiva: igualdad ante la ley.Pero Chile mantiene al menos 29 acuerdos comerciales y tratados de libre comercio con 65 países. Todos y cada uno de estos tratados comprometen diversos aspectos de la soberanía nacional que van desde las relaciones con los pueblos originarios, las políticas de protección medioambiental, las políticas de defensa de los recursos naturales y de la manufactura nacional hasta los derechos digitales, la autonomía cultural, la circulación libre del saber. Se trata de acuerdos que comprometen a los Estados a permitir y respaldar, e incluso a proteger y garantizar la propiedad y la operación de las grandes empresas trasnacionales, y a respaldar a los agentes financieros que operan en el mercado financiero internacional.¿Qué deberían desmantelar las y los constituyentes?1.-Las Garantías que otorga el Estado a compensar los vaivenes especulativos de la banca. 2.-Garantías estatales para que las trasnacionales puedan invertir en Recursos Naturales.3.-Garantías a los administradores de los fondos de pensiones que especulan con el dinero de las y los trabajadores.Este Conversatorio pretende avanzar en los temas en que deberíamos estar informados y ser representados por quienes realmente garanticen los derechos sociales de todas y todos.

SOBRE EL NUEVO RETIRO DEL 10%: NUEVO TRIUNFO DEL SISTEMA NEOLIBERAL

por Ghislaine Barría González

Lxs senadores y diputados se abrazan luego de votar el segundo retiro al 10%, a pesar de haberle dado la espalda a lxs trabajadrxs- profesionales de este país, sin importarles que éstos deban pagar un impuesto que se establece, sin más análisis que una simple cifra: percibir una renta mayor a 1.500.000, sin considerar que quizás tengan 2 o 3 hijxs que van a la universidad y no tienen posibilidades de crédito, porque “son muy pudientes”, aranceles que por lo bajo cuestan 400.000 mensuales a cada unx, que quizás paguen un crédito hipotecario, y que quizás solo quizás hace unos años han terminado de pagar su propio crédito universitario o Cae… O tal vez son personas que ya llevan trabajando 30 o 40 años y la mitad de sueldo se vaya en medicamentos y están pensando que terminarán con suerte con una jubilación de $250.000 .Claro, y es que aquí no se trata de un Orpis, Isasi, Larraín o Ponce Lerou, que pueden defraudar al fisco, robar, mentir y luego viene un perdonazo, tampoco se trata de Piñera y su familia especulando en la bolsa con el dinero de todxs lxs chilenxs y que lejos de ir a la cárcel, solo terminará siendo un problema de ética. Aquí se trata de un 9% de la población que labora honradamente cada día y, por lo tanto, no aplica para este sistema liberal ninguna consideración, ya que para este grupo la consigna será trabajar y trabajar hasta los 80 años o hasta morir, aunque incluso para aquello hay que contar con dinero..

Somos una organización sin fines de lucro que busca democratizar el acceso a la cultura y a la información, apoyando a diversas Bibliotecas Populares de la Región de Valparaíso, Chile.