Todas las entradas de: Ghislaine_Barria

Con las acciones de memoria popular hacemoa aparecer a nuestras compañeras y compañeros desaparecidos

por Guillermo Correa Camiroaga

Ayer sábado 11 de junio mientras se pintaba un mural en homenaje al luchador popular Manuel Sepúlveda, militante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, quien junto a otros cuatro compañeros de lucha forman parte de los cinco últimos compañeros detenidos desaparecidos durante la dictadura cívico militar, al consultarle a la compañera Rosi -integrante de la Fundación y Centro Cultural Julio Guerra que participaba en esta acción colectiva de memoria- cuál era su reflexión en relación con esta actividad, me manifestó lo siguiente:

“Tiempo atrás, después que colocamos la Placa en homenaje a Manuel en septiembre del 2021 aquí en la “plaza de los loros” frente a la playa Carvallo, estuvimos conversando y reflexionando con Vero en relación con esa actividad y llegamos a la conclusión que cuando realizamos el funeral simbólico de Manuel en el mar, en realidad con esa acción nosotras no enterramos al Manuel, sino que pensamos que lo sacamos a la luz, como que renació. Claro, Manuel forma parte de una lista de detenidos desaparecidos, pero con estas acciones de memoria les das vida, los haces reaparecer, deja de ser solo un nombre en un listado.

Las personas del aseo municipal que trabajan en esta plaza y que estaban presentes cuando instalamos la placa e hicimos la ceremonia supieron quién era Manuel, qué hacía, cómo vivió, supieron que fue un combatiente contra la dictadura, que es un detenido desaparecido, por lo tanto, Manuel volvió a la vida para ellos.

Uno de los miedos que tenía la Vero, cuando se hizo el memorial y el funeral simbólico, era que estuviera enterrando definitivamente a Manuel y después quedara en el olvido, pero conversando nos dimos cuenta que sucedía todo lo contrario, ya que todo lo que ocurrió alrededor de estas acciones hizo que Manuel dejara de ser solo un nombre en una lista de desaparecidos. Los familiares, las compañeras y compañeros de militancia sabíamos de Manuel, su vida y su compromiso político, pero ahora también lo sabe gente que nunca antes supo de su existencia. Por eso pensamos que con estos actos de memoria hacemos aparecer a nuestros desaparecidos.”

Respecto al Mural que están realizando ahora, ¿qué me puedes comentar?

“Comenzamos instalando la Placa de Memoria en homenaje a Manuel allí arriba, primero la rayaron y después la destruyeron y la sacaron. Nosotras pensábamos que eso podía ocurrir porque estamos en una zona por donde transitan muchos marinos y ha habido muchos atentados a distintos memoriales en Valparaíso. Hablamos con la Municipalidad para que también se preocupara de esto, pues se trata de un espacio público, pero de igual manera la destruyeron. Ahora la Muni nos dio permiso para realizar murales en esta área. Como teníamos pendiente lo de la Placa de Memoria que tenemos que volver a colocar y también un mural de los cinco últimos compañeros hechos desaparecer en el mar por la dictadura, hablamos con Verónica y entre todas conversamos la idea general del proyecto de este mural, ideas que fue recogiendo la compañera Mariana, que es profesora de arte, que es la encargada de esta brigada muralista de la BRP juvenil y ella hizo un diseño general que es lo que hoy se está materializando. La frase que está escribiendo la muchacha allá en el asiento es una frase que dijo la Vero, es un pensamiento de la Vero. De igual manera tenemos que seguir con la campaña para reponer la Placa allá arriba, ese espacio también tenemos que recuperarlo. No podemos dejar que vengan y la saquen, sino que tenemos que volver a colocarla porque somos porfiadas, por eso la lucha por la memoria que nosotras impulsamos es permanente.”

La reflexión de Verónica Bravo, plasmada en la frase que forma parte del mural dice lo siguiente: “Habitas un lugar donde nadie puede tocarte, donde nadie sabe que existes, donde nadie puede herirte, ni yo con mi olvido, ni tú con tu ausencia.”

A principios del mes de septiembre de 1987 cinco combatientes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez fueron secuestrados, asesinados y hechos desaparecer por agentes represores de la dictadura cívico militar. Estos cinco compañeros son: MANUEL JESÚS SEPÚLVEDA SÁNCHEZ – JOSÉ JULIÁN PEÑA MALTÉS- GONZALO IVÁN FUENZALIDA NAVARRETE- JULIO ORLANDO MUÑOZ OTÁROLA- ALEJANDRO ALBERTO PINOCHET ARENAS. Sus cuerpos fueron lanzados al mar y desde esa fecha pasaron a formar la abultada lista de detenidos y detenidas desaparecidas de nuestro país.

Me acerque a conversar con Verónica Bravo, compañera y esposa de Manuel Sepúlveda, para que entregara sus reflexiones en torno a esta actividad:

“Estamos haciendo este mural para homenajear a Manuel Sepúlveda, que fue detenido y desaparecido en septiembre del 87, para que esto sea como un sitio de memoria. Nosotros como familia y también sus compañeros y las compañeras siempre lo recordamos, pero es para que la gente en general también conozca la memoria histórica de este país.”

Y respecto a la destrucción de la Placa de Memoria, qué me puedes decir…

“Mira, primero la rayaron, la sacaron dos veces, porque después yo puse una de cobre, más sencilla, pero también la sacaron, por eso estamos ahora acá haciendo este mural, porque la memoria popular es porfiada y vamos a seguir adelante hasta que tengamos vida. La última vez que vine y me encontré con que de nuevo habían destruido la placa me vino una tristeza tan grande que dejé de venir, a pesar de que uno ya sabe cómo va a actuar esta gente, pero igual impresiona mucho ver todavía tanta maldad, tanta brutalidad, por pensar diferente”

¿Quiénes están trabajando en este mural?

“Están los compañeros de la Brigada Ramona Parra, los jóvenes están participando, también los familiares y la Fundación Julio Guerra.”

¿Cuándo decidieron hacer esta intervención de arte popular acá?

“Esto lo pensamos hacer harto tiempo, pero por diferentes cosas se había ido aplazando y ahora finalmente estamos concluyendo este mural, porque hacía falta. Como sacaron la placa de allá, ahora optamos por hacer el mural para el “Lolo”, para recordarlo, frente al mar.”

Por su parte Mariana, la Profesora de Arte encargada del proyecto actual, al preguntarle su parecer por este trabajo colectivo, expresó:

“La idea original es de estas dos compañeras, la Rosita y la Vero, pero igual es una deuda pendiente que teníamos como Partido, como Jota. Con Verito venimos conversando desde hace tiempo de hacer un mural en homenaje a Manuel. Yo les propuse a las compañeras hacerlo en esta fecha en el marco del aniversario del Partido Comunista, porque nos corresponde. Tenemos que reivindicar a nuestros compañeros. Este lugar elegido es porque Verito venía a este sector con Manuel y él nadaba en el mar acá al frente. Por eso es un lugar muy simbólico para ella. Lo de la placa destruida obviamente se pretende retomar y reponer.”

¿Qué quisiste plasmar y expresar con las imágenes del mural?

“Acá está planteado en forma simbólica que en este mural no está solo Manuel, sino que están los cinco compañeros desaparecidos del año 87 representados en los cinco claveles rojos. La mujer tiene una concha marina, porque uno la usa para escuchar los sonidos del mar y en este caso es para escuchar a los detenidos desaparecidos lanzados al mar. Es una imagen que simboliza poder escuchar sus voces. La estrella es característica de la BRP y simboliza muchas cosas, la estrella de la esperanza, por ejemplo. Pensé, en algún momento, colocar a Manuel Rodríguez en su caballo, pero el muro no permitía colocar muchos elementos, porque es pequeño.”

¿Quiénes son los muchachos y muchachas que están trabajando con ustedes?

“Son compañeros de la BRP, de la Jota, están también las compañeras de la Fundación Julio Guerra y la Verito. Yo soy de la Chacón, de la brigada de propaganda del Partido y estoy colaborando con el diseño y con el trazado del mural con la BRP. Pero la idea general que me permitió hacer el diseño del mural sale de lo que se conversó con la Verito fundamentalmente”

No cayeron al mar, los tiraron al mar

por Guillermo Correa Camiroaga

Mes a mes, desde el día 11 de septiembre de 2013, un grupo de porteñas y porteños, la mayoría ex Presos(as) Políticos(as) que sufrieron prisión y tortura en diversos centros de detención de la Armada de Chile, se congregan en las afueras del Museo Naval de Valparaíso para dar a conocer el papel represor jugado por la marina chilena durante la dictadura cívico militar y denunciar la existencia en los jardines del Museo Naval de una estatua en “honor” al Almirante Merino, lo que constituye una apología al terrorismo de Estado y un símbolo del negacionismo de los crímenes de lesa humanidad y las brutales violaciones a los derechos humanos cometidas por esta institución armada.

Hoy sábado 11 de junio del 2022, al cumplirse ocho años y nueve meses desde que el Colectivo Cine Fórum impulsó esta iniciativa que busca desmonumentar los símbolos de la dictadura, se realizó la Funa N° 105 frente a los jardines del Museo Marítimo de Valparaíso, actividad de protesta que contó en esta ocasión con la participación del Colectivo de Arte Popular “Pésimo Servicio” quienes efectuaron una intervención urbana desplegando un gran lienzo donde está escrito: “Lxs arrojaron al mar/ y no cayeron al mar/ cayeron sobre nosotrxs.”, versos del poema “Restos”, de la poeta chilena Elvira Hernández.

Esta actividad realizada por el “Colectivo Pésimo Servicio” se inserta en un trabajo más complejo y global de arte visual que están desarrollando respecto a la participación dela Armada en las violaciones a los derechos humanos en nuestra región, que incluye diversas expresiones de arte gráfico, instalaciones y audiovisuales.

El punto de partida de este proyecto artístico de denuncia fue la instalación de este llamativo lienzo en el frontis de un edificio ubicado en la calle Esmeralda el día 21 de mayo recién pasado para que fuera visto por los miles de uniformados que desfilaron por allí durante la conmemoración de aquella fecha.

Estuve realizando algunos registros fotográficos ese día precisamente al frente de donde se desplegó el lienzo y pude ver en los sorprendidos rostros de los uniformados el efecto que provocó esta intervención de arte popular.

Como plantean las y los integrantes del Colectivo:

“(…) este proyecto tiene harto de reflexión, harto de corazón, de afecto. Se nos ocurrió la idea de poner este lienzo el 21 de mayo con el poema “Restos” de Elvira Hernández y fue como el puntapié inicial para comenzar una investigación sobre la presencia de la Armada, sobre cómo ellos ocupan el territorio, cómo lo entienden y como siguen existiendo performances golpistas todo el tiempo. No solo es la estatua de Merino, hay salones en su nombre, hay homenajes todo el año para estos seres detestables…”

“La idea es entender el arte como un vehículo, una instancia en la cual uno puede manifestar ideas que se pueden contar a través de diversos lenguajes y oficios en una materialidad, una canalización de inquietudes, en este caso de las violaciones de los derechos humanos lo que es una herida que permanece abierta…”

“Vemos que ocupar el espacio público es una forma muy valiosa para comunicar. Desde la simpleza de un cartel que dice “se necesita garzón” o “cajero malo” hasta el lienzo con los versos de Elvira Hernández que desplegamos el 21 de mayo, que tiene un trasfondo bien pensado que rompe visualmente la monotonía urbana…”

Durante la funa de hoy sábado 11 de junio hicieron uso de la palabra algunos ex prisioneros y algunas ex prisioneras políticas, quienes manifestaron:

“No queremos más esta estatua del negacionismo. No podemos seguir esperando más. Hemos esperado durante todos los gobiernos anteriores, incluyendo los de Bachelet y no ha pasado nada. Ahora esperamos que el gobierno de Boric tome alguna medida concreta para sacar esta estatua, estamos esperando a la Ministra de Defensa Maya Fernández que de una vez por todas saque esta estatua de Merino, estatua que para nosotros constituye una infamia más, una afrenta más contra la memoria. Exigimos a este gobierno que le dé la orden al comandante en Jefe de la Armada, al Almirante De La Maza, que saque esta ignominiosa estatua.”

“La Armada está comprometida en la violación a los derechos humanos desde el mismo día 11 de septiembre de 1973. Se llevó a mi abuelo a Pisagua. Estoy aquí también para protestar por nuestros compañeros que siguen presos de la revuelta a manos de esta dictadura neoliberal.              La violación a los derechos humanos ha continuado y lo vimos y vivimos en forma directa durante la revuelta con la represión, la tortura, el encarcelamiento y las mutilaciones oculares. El ayer y el hoy se unen, son una historia viva. Por eso hoy estamos aquí protestando para que se saque este tipo de monumentos. Estamos cansadas que se sigan negando las violaciones de los derechos humanos de ayer y que nos sigan reprimiendo hoy día y se sigan violando los derechos humanos. La historia nuevamente la está escribiendo la elite, robándonos la lucha y tratando de silenciarnos con pastillas. Exigimos la liberación de nuestras compañeras y nuestros compañeros presos políticos de hoy día, pero también exigimos verdad y justicia por nuestras familias y la herencia de dolor que llevamos en nuestros corazones. Debemos seguir luchando, abriendo los ojos y manteniéndonos despierto…”

La Resistencia Mapuche y el control estatal

por Da Nilo

De verdad, en el fondo de las cosas, lo que más escandaliza de la rebelión mapuche no es la violencia. Tampoco las forestales y los grandes agricultores de la zona sur del país están al borde de la bancarrota financiera producto de las acciones de sabotaje. El enfoque de seguridad pública con que se enfrenta el conflicto disimula un hecho terrible. Porque no constituye la causa mapuche un problema económico de envergadura, salvo las denuncias por «robo de madera», que sería un millonario negocio, pero que no existen pruebas concluyentes de que las orgánicas radicales mapuche estén involucradas. Ese hecho terrible es la democracia, inseparable de la tradición revolucionaria y de la reivindicación no solo de igualdad sino que de autonomía. Y autonomía es libertad. Podría decirse que la democracia es el movimiento afirmativo a través del cual son impugnadas todas aquellas instituciones (y condiciones) que nos son presentadas, e impuestas, como inmutables. Tarde o temprano el neoliberalismo sucumbiría ante el devenir de la democracia (y toda democracia es libertaria), entendida en términos informales e instituyentes. Esa es la «verdadera democracia» de la que hablaba el joven Karl Marx: un hecho siempre inacabado. Que Estados Unidos y sus aliados justifiquen guerras e invasiones en nombre de la democracia, pone en evidencia que ella es pura facticidad, facticidad recubierta de teología política, en la cual los países democráticos seríamos los países «buenos». Lo que se busca, como sabemos, es imponer un régimen oligárquico estatal y económico. Pero Marx no se refería tanto a la «revolución democrática» (que se utiliza hoy en Chile para restringir las luchas sociales al control estatal), sino que a la «democracia como revolución». Esto quiere decir que la democracia escenifica el enfrentamiento de fuerzas variable que comporta la política, siendo ella una apertura hacia lo otro impensado que solo el pensamiento puede imaginar. Pensar democráticamente significa también pensar estratégicamente. La resistencia mapuche ha venido a verificar que tal libertad y tal igualdad, básicas para que un sistema político pueda considerarse democrático, simplemente no existen. Que lo que existe en Chile, en cambio, es un poder oligárquico absoluto, y por esta razón, la violencia es inevitable.

Colabora con un premio para una rifa solidaria

Iniciamos una campaña solidaria de recolección de premios para la rifa que sortearemos el día 12 de marzo, en beneficio de Inés Bravo, estudiante de bibliotecología de la Universidad de Playa Ancha, ya que necesita pagar una deuda para poder titularse. Desde ya agradecemos tu colaboración

redbibliopopularesvregion@colaboradorxdelared

Los siguientes son los premios que ya hemos colectado:

  • 1 botella de vino Casillero del Diablo
  • 1 serenata en acordeón
  • 1 set de productos Natura
  • 1 producto de fitocosmética
  • 1 juego de tazones
  • Libro «Un paso al frente» habla el Comandante Ramiro
  • 1 concierto íntimo de Charango
  • 2 estuches de perfumería
  • 1 juego de copas
  • 2 libros sorpresa

¿Cómo organizar los libros en una biblioteca popular?

por Gigí Barría González

El día 22 de enero en dependencias de la Ex-Comi vecinas y vecinos del cerro Barón se reunieron para compartir saberes y experiencias en torno a los conceptos básicos que se deben tomar en cuenta par describir material bibliográfico y levantar un inventario.

Se realizó un taller presencial en donde se compartió un sábado en que se afianzaron los lazos y se fijó un segundo encuentro dentro de las próximas semanas.